El Movimiento Apostólico Y Profético

Esta publicacion es la parte No. 2 de un total de 23 en la serie llamada Articulos Escritos

Mito ó Realidad

Programa Radial – Díalogo Pastoral

Ervin De Leon, MD, ThD, PhD.

Mucha confusión esta generando en el dia de hoy la interpretación de Efesios 4:11 que dice “Y Él mismo constituyó a unos, apostóles;a otros, profetas; a otros evangelistas; a otros, pastores y maestros”.

La confusión radica en que muchos se preguntan si en verdad existen en el día de hoy Apóstoles y Profetas, es alrededor de esos dos ministerios que surge la confusión, porque no es cuestionado el ministerio de Evangelista, Pastor, y Maestro.

En el día de hoy se han levantado grupos y personas que se hacen llamar “Apóstoles y Profetas”, los cuales reclaman ser las “cabezas o autoridad apostólica” de la iglesia en general en determinada ciudad o región, se proclama que dichas iglesias únidas bajo la “autóridad apostolica” supuestamente estarian llamadas a derribar toda barrera denominacional para venir a estar bajo la autoridad de los “Apóstoles y Profetas”‘.

Hoy, en nuestra ciudad de Houston, la confusión es tal que la iglesia está dividida ante este asunto. Es por ello que, debido a la trascendencia del tema y a la popularidad de nuestro programa radial, muchas personas constantemente me preguntan sobre el tópico, por lo tanto he creido necesario poner algunas cosas que, a mi parecer, son relevantes con respecto al tema, poniendolo en perspectiva con algunas cosas que al respecto se han publicado.

Entendiendo El Problema

Leyendo hace poco un articulo titulado “New Prophets to Head the Church (Los Nuevos Profetas Que Lidearan La Iglesia)” por Let Us Reason Ministries, y el autor relata algo que a mi parecer es sorprendente; El dice que en el año 2.000, mientras miraba en una de las cadenas cristianas de televisión una entrevista con uno de los más reconocidos lideres de este movimiento de apóstoles y profetas modernos (Peter Wagner) le escuché decir:

Creo que el gobierno de la iglesia finalmente ha llegado al lugar que las escrituras afirman en Efesios 2 donde habla del fundamento de la iglesia que son los apóstoles y profetas, previo a la decada de los 80’s y 90’s estos fueron practicamente ignorados, pero ahora por haberlo reconocido es la mayor razón por la cual estamos entrando en un nuevo nivel de oración, de guerra espiritual, de sanidad, milagros y liberación. Esta es Una Nueva Era, yo no sé si es coincidencial a medida que entramos en un Nuevo Milenio“. (Énfasis añadido).

Al nosotros observar dicha afirmación, en ella se implica que la iglesia estuvo estancada hasta los años 80’s y 90’s, como si estuviese esperando el descubrimiento y lanzamiento del ministerio apostólico y profético. La realidad es que en estos 20 siglos que tiene la iglesia de existencia, Dios, en su soberania y su plan eterno, siempre ha obrado su voluntad y nada se le ha salido de la manos. Durante todos estos siglos hubo periodos de oscuridad, pero también tiempos de gran luz, tiempos de evangelización, conversión y avivamientos por doquier. Jesús dijo “Estableceré mi Iglesia y las puertas del hades no prevalecerán contra ella”.

Cuando estos apostóles modernos afirman: “La Iglesia finalmente ha llegado al lugar que las escrituras afirman en Efesios 2” parecen dar a entender que la iglesia ha estado sin fundamento en estos 2.000 años de existencia o que el plan de Dios para con su iglesia no se habia podido llevar a cabo; De ser así, entonces el evangelio seria el fracaso más grande que jamás haya existido, si en 2.000 años Cristo no habia podido fundamentar su iglesia.

Más bien pareceria que el movimiento apostólico moderno ha mal interpretado Efesios 2:19-20 que literalmente dice: “Asi que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del angulo Jesucristo mismo“.

Si usted nota aqui se nos habla de nuestra posición en Cristo como creyentes y cuando se habla del fundamento de apóstoles y profetas NO se esta hablando de autoridad jerárquica eclesiástica, sino más bien se esta hablando del crecimiento y/o madurez que el creyente obtiene cuando es edificado en la doctrina de los apóstoles y profetas, es decir en la doctrina de aquellos hombres que recibieron la inspiración, la revelación de la Biblia, la Palabra de Dios.

De ello hablo Jesús en Juan 15 cuando dijo “Tengo muchas cosas que decirles pero todavia no las pueden sobrellevar; pero cuando venga el consolador, el Espíritu de Verdad, el tomará de lo mio y os lo hará saber“. En este versículo se entiende que el tomar de lo de él y hacerlo saber, en ello se está refiriendo y está incluido el concepto de la Inspiración y la Revelación de las Escrituras. A ello se refiere Judas cuando nos llama a “contender por la Fé dada una vez a los santos“; Fé en este sentido es conjunto de doctrinas que fue dada una sola vez, no muchas veces, sino una vez. Esa fé o doctrina, es el fundamento de los apóstoles y profetas de los cuales nos habla Efesios 2:20.

Veamos como algunos de los más renombrados eruditos bíblicos han interpretado Efesios 2:20 con respecto al fundamento de los apóstoles y profetas.

  • Mattew Henry, en “Commentary on the whole Bible” dice: “La Iglesia es comparada con un edificio. Los apóstoles y profetas son la fundación de ese edificio. Aunque podemos llamarle fundamento secundario, porque Cristo mismo es el principal fundamento, pero debemos entenderlo en referencia a la doctrina entregada por los profetas del Antiguo Testamento y los apóstoles del Nuevo“.

  • John Wesley, en “Notas Explicativas de Toda La Biblia” dice: “Como la fundación sostiene el edificio, asi la Palabra de Dios, declarada por los apóstoles y profetas, sostiene la fé de todos los creyentes. Dios hechó el fundamento por medio de ellos, pero Cristo es la piedra principal de la fundación.

  • “The New John Gil Expository of the Entire Bible” dice: “Los profetas del Antiguo Testamento y los apóstoles del Nuevo Testamento, quienes hecharon ministerialmente el único y solamente único fundamento, Jesucristo, porque no son las personas de los apóstoles y profetas, y no meramente sus doctrinas, lo que esta implicado aquí, sino Cristo Jesús, quien es contenido en ellos y quien es el fundamento de la iglesia y todos los verdaderos creyentes son edificados en este fundamento del pacto de la gracia, de la bendición de la promesa del ofrecimiento de la fé, la esperanza, la paz, el gozo y el comfort de la salvación y felicidad eterna. En este fundamento los santos son edificados por el Padre, El Hijo Y el Espíritu Santo“.

  • Barnes en sus “Notas Sobre el Nuevo Testamento” dice: “Fundamento de los apóstoles: doctrina que ellos enseñaron sobre la cual descansa la iglesia. Fundamento De los profetas: Los profetas del Antiguo Testamento, probablemente se utilice la palabra para referirse al Antiguo Testamento en general “.

Por todo lo expresado anteriormente, queda demostrado que la expresión “Fundamento de Apóstoles y Profetas” no se refiere al orden jerárquico ministerial que pueda existir dentro de la iglesia sino al fundamento doctrinal que fue traido por revelación directa a los profetas de oficio del Antiguo Testamento y a los apóstoles que recibieron el Soplo Divino de la inspiración para traernos la Biblia, que es la Palabra de Dios, de donde sale el fundamento doctrinal en el cual se ha sostenido la Iglesia ayer, hoy y siempre.

Habiendo quedado claro lo que la biblia quiere decir cuando habla de fundamento de apóstoles y profetas, en el articulo “New Prophets to Head the Church” (Los Nuevos Profetas que Lideran la Iglesia) publicado por “Let Us Reason Ministries” se menciona a algunos escritores de este movimiento quienes hacen algunas de las afirmaciones mas extravagantes que sobre el tema hayamos escuchado; Ejemplo de ello John Eckhardt dijo: “Ellos (apóstoles y profetas) frecuentemente son los primeros en predicar ciertas revelaciones que Dios está entregando a la Iglesia (Libro Movimiento Apostólico, página 45). Un apostol puede venir y establecer una nueva revelación (página 46)“.

Prácticamente lo que aquí se esta señalando es que los nuevos “apóstoles y profetas” tienen autoridad para establecer principios doctrinales bajo supuestas revelaciones que pueden incluso estar fuera de lo estáblecido por la Palabra de Dios, La Biblia. Esto es un precedente peligroso que puede abrir puerta a muchas aberraciones doctrinales que en este caso podrían justificarse en el marco de las supuestas “revelaciones“. La Biblia misma NO nos da tales libertades. Veamos algunos versículos bíblicos que limitan tales prácticas al exponer claramente la suficiencia de la Biblia.

  • 2 Pedro 1:16-19 dice: “Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artíficiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad… Tenemos tambíen la palabra prófetica más segura, a la cual haceis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro…“.

  • 2 Timoteo 3:16-17 dice: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y util para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fín de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra“.

El afirmar que a ellos, los nuevos apóstoles y profetas, se les ha dado la autoridad para establecer una nueva revelación y con ella nueva doctrina, es peligroso y tambíen es echar por la borda algunos principios que al respecto están bien establecidos en la Pálabra de Dios. Podemos preguntarnos: ¿se puede hoy establecer una nueva revelación?

Lewis Chafer en su “Teología Sistemática” expresa lo siguiente con relación a esta pregunta: “La revelación y la inspiración en sí son doctrinas cardínales de la Biblia pero son frecuentemente confundidas; La confusión se debe en gran parte a que la inspiración y la revelación tienen que coincidir en un punto… La Biblia sin vacilación es el único sistema de verdad revelada. La revelación, que es la influencia divina directa que comunica la verdad al hombre y la Inspiración que es la directa influencia divina que garantiza una correcta y fiel transferencia de la verdad en el lenguaje que otros puedan entender. (Chafer, Systematic Theology, Tomo 1, página 51)

Aquí se da a entender claramente, que aunque existe la revelación, no obstante esta no puede ser transmitida sin error a menos que haya inspiración porque es esta última, la inspiración, la que protege del error la transmisión de la verdad revelada. La inspiración no obstante solo fué dada a los escritores de la Biblia y a nadie más, por lo tanto nadie fuera de los escritores bíblicos pueden comunicar la revelación sin error y por ende, establecer doctrina.

Continua diciendo Chafer: “Es más, multitudes de personas oyeron la voz de Dios cuando escucharon las misericordiosas revelaciones que constituyen la substancia de la predicación de Cristo; pero ninguno de ellos, excepto los discípulos escogidos, fueron llamados para ejecutar las funciones de escritores inspirados” ( Lbb página 51).

Este movimiento de apóstoles y profetas modernos está tomando el peligroso precedente que en el pasado tomó la Iglesia Católica Romana, quien afirma tener una autóridad extra-biblica para establecer doctrina a través de los comunicados ex-cátedra de los papas quienes, según afirma la doctrina de Roma, al hablar ex-catedra pueden expresar sin error la revelación por la supuesta infálibilidad papal.

En el artículo “Los nuevos apóstoles y profetas que lidearan la Iglesia”, publicado por Let Us Reason Ministries se publica algo que es interesante; Este artículo afirma que algunos líderes de este movimiento han dicho: “La iglesia del siglo 21 será irreconocible en comparación con la iglesia del día de hoy, los apóstoles y profetas de los últimos días que están vivos en el día de hoy tomarán la iglesia a través de la transición de la dispensación de la gracia a la dispensación del reino, de la dispensación de la iglesia mortal a la iglesia inmortal” (Transcripción de Bill Hamon titulado “Batalla de las Novias”, Noviembre 1997).

Prácticamente este es el mismo razonamiento que aparece en la doctrina ocultista de la Teosofía, y tambíen en el orden de la idea del movimiento de la Nueva Era (New Age).

Es importante señalar que en este movimiento prácticamente se ignora la doctrina del arrebatamiento de la iglesia. Es necesario decir que las iglesias que han adoptado este sistema de doctrina muchas han terminado negando su posición premilenial al dejar de creer que habrá un levantamiento de la iglesia como lo afirma 1 Tesalonisenses 4:13-16, conforme a lo publicado en el artículo anterior, la novia del cordero (la iglesia) será transformada por los “apóstoles y profetas modernos” y no por Jesucristo en su venida.

La Biblia nos habla bien claro de esa transformación por la resurrección de los muertos en Cristo, así como por la transformación en el momento del levantamiento de la Iglesia, como lo afirma 1 Tesalonisenses & 1 Corintios 15.

De acuerdo a un artículo llamado “La Nueva Reformación Apostólica”, el Dr. Orrel Steinkamp nos dice: “De acuerdo a la sumarización de lo dicho por muchos de sus exponentes, la iglesia no se va a sentar más a esperar ser helicopterizada del mundo en un plan de rescate. La iglesia estará aqui mismo por su autoridad espiritual desafiando a los principados y poderes en los lugares celestiales y poníendolo debajo de sus pies”.

Segun la recopilación e investigación hecha por el Dr. Steinkamp del grupo de escritores que en el día de hoy promueven el movimiento apostólico y profético, estos no están de acuerdo con la doctrina del rapto o levantamiento de la Iglesia, algunos abiertamente la rechazan, otros sencillamente no tocan el tema. Muchos se han ido al Amilenialismo, es decir, al establecimiento del reino sin un milenio literal, que es la posición oficial de la iglesia Católica Romana, la cual enseña que la iglesia al final dominará al mundo y que el reino de lo cielos es el reinado de la iglesia en la tierra.

Problema bíblico que enfrenta el movimiento apostólico y profético en el día de hoy.

Conforme a la definición de la Coalición Internacional de Apóstoles ICA, un apostol: “Es un lider cristiano dotado, enseñado, comisionado y enviado por Dios con la autóridad de establecer el gobierno fundamental de la iglesia y en la esfera ministerial de escuchar lo que el Espíritu está diciendo a las iglesias y estableciendo el orden adecuado para el crecimiento y la madurez de la iglesia” (What is the New Apostolic Reformation?, compiled by Renne Rodriguez).

Si usted nota esta definición es muy general y un tanto ambigüa respecto a lo que la Biblia nos enseña acerca de lo que es un apostol. Si nosotros tomamos lo que la Biblia dice al respecto, no habría de extrañarnos porque, después de la muerte de Juan el apostol cerca del año 100 después de Cristo, no se establecieron nuevos apóstoles. Comencemos viendo:

Hechos 1:21 dice: “Es necesario, pues, que de estos hombres que han estado junto con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús entraba y salía entre nosotros, comenzando desde el bautismo de Juan hasta el día en que de entre nosotros fue recibido arriba, uno sea hecho testigo con nosotros, de su resurrección“. Si usted nota, aquí el requerimiento para el apóstolado, era ser testigo visual del ministerio de Jesús desde que fue bautizado en el Jordán hasta su traslado al cielo. Después de su muerte y resurrección Pablo, que siempre defendió su apóstolado, daba testimonio de haber visto a Jesús personalmente, y no solamente esto, sino haber aprendido el evangelio por revelación directa, de lo cual adolecen muchos de los “apóstoles” modernos. 1 Corintios 9:1 dice: “¿No soy apostol? ¿No soy libre? ¿No he visto a Jesús el Señor nuestro? ¿No sois vosotros mi obra en el Señor?“. Gálatas 1:11 dice: “Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí no es según hombre; pues yo ní lo recibí ní lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo“.

Nadie hoy día puede decir que lo que ha aprendido del evangelio nadie se lo predicó o enseñó; todo aquel que se ha convertido en el día de hoy lo ha hecho porque álguien le hablo lo que previamente había oido o aprendido de otro. Los apóstoles del Señor, empero, tuvieron un aprendizaje directo, aquellos que se sentaron a los pies de Jesús por tres años y luego Pablo, quien no pudo aprender en el ministerio terrenal del Señor, no obstante, él tuvo instrucción directa del evangelio, al igual que los demás pertenecen a un circulo único y exclúsivo. Me preguntará usted, entonces, que me dice de Jacobo el hermano del Señor quien es llamado apostol en Gálatas 1:19 y también Bernabe entre otros?

La palabra apostol, la traducción del griego Apóstolos (Αποστολων) es, literalmente, uno enviado (Apo) del partítivo Stello, enviar. Según Vine “Este vocablo se usa con respecto al Señor Jesús para describir su relación con Dios, Hebreos 3:1, los doce discípulos elegidos para recibir una instrucción especial fueron así designados (Lucas 6;13; 9:10). Pablo, aún cuando había visto al Señor Jesús 1 Corintios 9:1; 15:8, no habia acompañado a los doce “todo el tiempo entre ellos” Hechos 1:22 en base a su carencia de las condiciones necesarias para ello, Pablo recibió una comisión directa, por parte del Señor mismo, después de su ascención para llevar el evangelio a los gentiles. Termina diciendo Vine en cuanto a otros nombrados apóstoles que aparecen en la Biblia fuera de los doce, como por ejemplo Bernabe (Hechos 14:4,14), Andrónico y Junias (Romanos 16:7), de Epáfrodito (Filipenses 2:25) “vuestro mensajero“, en este sentido la palabra también se puede traducir como mensajero, conforme Vine la palabra Apóstolado del griego Apóstole que aparece en Hechos 1:25, Romanos 1:15, 1 Corintios 9:2 y Gálatas 2:8 se traduce como un “enviado”, una misión o un apóstolado. (W.E. Vine, Diccionario Expósitivo de Palabras del Nuevo Testamento, páginas 129 y 130).

Conforme a lo anteriormente expresado, la capácidad para establecer doctrina, solamente fue dada una sola vez a aquellos quienes recibieron la revelación y la inspiración para comunicar la verdad infálible revelada, es decir, las Santas Escrituras. Esto esta limitado solamente a ellos, a los apóstoles originales.

Fegurson lo describe magistrálmente de la siguiente manera: “Ya que los apóstoles (excepto en el sentido de los delegados de las iglesias) fueron testigos de la resurrección y formularon el fundamento de la iglesia, resulta que su puesto era un fenómeno de la primera generación y que no podía repetirse; no tuvieron sucesores, y en principio no puede haberlos. No obstante, la iglesia puede y tiene que ser apóstolica todavía, en el sentido que tiene que vivir de acuerdo con su enseñanza contenida en las Escrituras del Nuevo Testamento, y tiene que seguir su ejemplo de sufrir con su Señor. John Wesley declaró: “Algunos grupos epíscopales tienen dirigentes que se nombran apóstoles a si mismos, pero tambien ellos dejan de reconocer que el apóstolado se asocia con ser testigos originales de la resurrección“. (Fegurson, Wright, Packer. Nuevo Diccionario De Teología, CBP, Páginas 86 y 87).

Como hemos descrito, una gran cantidad de autores cristianos en prácticamente todos los periodos de la iglesia han considerado el tema y están de acuerdo que los apóstoles originales son insustituibles, que una vez cumplido su ministerio, este se ha perpetuado en la iglesia, y la iglesia todavía continúa bajo la autoridad de los apóstoles y profetas originales. Con respecto a los profetas del Antiguo Testamento, muchas profecias se han cumplido y en el día de hoy son históricas, otras están en cumplimiento o se cumplirán en un futuro inmediato, por lo tanto los profetas originales aún están vigentes. De igual manera ocurre con los apóstoles, hombres inspirados para establecer en Cristo el fundamento de la iglesia, sus escritos inspirados no caducan porque es la Palabra de Dios, por ende aún estan vigentes y son irremplazables.

El movimiento apóstolico y profético del día de hoy no es otra cosa que algo bien orquestado para tomar control de la iglesia y es algo peligroso porque lleva el asunto a extremos extrabíblicos como podemos verlo en la definición que en su recoplación sobre el tema hace Renne Rodriguez. Este artículo expresa algunas cosas que al leerlo no nos queda más que preguntarmos ¿Cúal es la base bíblica para esto? Citamos: “El actual movimiento apóstolico es tan nuevo que considerable confusión ha surgido. ¿Quién es un apostol? ¿Son todos los apóstoles iguales? ¿Como ministra un apostol? He aquí la terminología que me parece será de ayuda al menos por el momento:

  • Apóstoles Verticales.
  • Apóstoles Eclesiales (autoridad sobre número de iglesias).
  • Apóstoles Funcionales (ministerios en esferas específicas).
  • Apóstoles de Equipo (ministran en conjunto con otros apóstoles).
  • Apóstoles Congregacionales (pastores que pastorean iglesias de un número superior a los 700 u 800s)
  • Apóstoles Horizontales.
  • Apóstoles Convergentes (llamado de autoridad conjunto en campo específicos).
  • Apóstoles Embajadores (ministerio itinerante de catalización).
  • Apóstoles Movilizados (autoridad para poner a trabajar junto a cierto segmento del cuerpo de cristo).
  • Apóstoles Territoriales (autoridad sobre cierto segmento del cuerpo en la esfera de una ciudad o estado).
  • Apóstoles de Mercado (rol no definido aún).

(Fuente: What is the New Apostolic Reformation?, Compiled by Renne Rodriguez)

Veamos ahora Efesios 4:11 que dice: “Y él mismo constituyó a unos apóstoles; a otros profetas; a otros, evangélistas; a otros pastores y maestros”. Este es uno de los versículos que con respecto al tema esta causando controversia. Este versículo es utilizado por la gente del movimiento apóstolico y profético para afirmar que es bíblico la función de los cinco ministerios en la iglesia de hoy; No obstante muchos de los más connotados comentaristas y exégetas bíblicos tienen otra opinión al respecto.

He aquí lo que algunos importantes comentaristas dicen de Efesios 4:11:

  • John Wesley’s Explanatory Notes On the Whole Bibles (Nota Explicatoria de Toda La Biblia, por John Wesley). John Wesley fué uno de los líderes más importantes de todos los tiempos (1703-1791), fundador del Metodismo, movimiento que fué de impacto y al día de hoy la iglesia Metodista es una de las denominaciones más importantes en el mundo. Wesley comenta de Efesios 4:11 lo siguiente: “Y dentro de otros dones gratuitos, Él dió a unos apóstoles, sus ministros en jefe y testigos especiales, que le miraron después de su resurrección y recibieron su comisión inmediata de parte de Él. Y algunos profetas y a otros evangelistas. Un profeta testifica de las cosas que vendrán; un evangelista de las cosas que han pasado antes que cualquier apostol. Todos estos fueron oficios extraordinarios. Los ordinarios son: Pastores, quienes vigilan el rebaño y algunos maestros, quienes son igual o de menor orden para asistirle a ellos conforme lo requiera la ocasión“.

  • People’s New Testament. Efesios 4:11Y el dio“. Se ha mostrado previamente que Cristo “dio dones a los hombres” (Versículos 7,8), de esos dones hubo varios oficios. El objeto de esos oficios fue el promover “la unidad de la fé” (Versículo 13). Cristo ha elegido los oficios, y los dá a los hombres en la iglesia, a quienes Él hace aptos para estos oficios. Es la responsabilidad de la iglesia el reconocer y llamar a los hombres que reunen las condiciones que Cristo ha dado. “Y para ser apóstoles“: Los apóstoles fuerón elegidos por Cristo. Todos tenían que ser testigos de su resurrección (Hechos 1.22). Por lo tanto NO puede haber sucesores, pero su oficio continúa, y ellos (los doce) aún siguen siendo maestros y autoridad por sus escritos y ejemplo. “Y algunos profetas“: El oficio inspirado, esencial en la iglesia por sus enseñanzas hasta que el Nuevo Testamento fuese completado. “Y algunos evangélistas“: como el caso de Felipe (Hechos 8:4-12, 21:8). Este oficio es para predicar el evangelio y será necesario todo el tiempo que la iglesia continúe en la tierra. Este oficio no requiere dones extraordinarios, es permanente. “Pastores y maestros“: Estos no son oficios distintos, obispos, o ancianos, son aquellos que especialmente “laboran en la palabra y en la doctrina”, el pastor siempre será un anciano. Todos estos oficios son dados con el propósito que se indica en el Versículo 12, “perfeccionar a los santos“.

  • Mattew Henry (1662-1714). Uno de los más grandes comentaristas de todos los tiempos comenta de Efesios 4:11 lo siguiente: “El apostol nos dice lo que Cristo dió en su ascención: El dió a algunos ser apóstoles, de hecho ya había estáblecido a algunos antes de su ascención (Mateo 10:1-5), pero uno fue añadido (Hechos 1:26). Y todos ellos fueron solemnemente instalados y públicamente confirmados en su oficio, por la manifestación visible del Espíritu Santo de una manera extraordinara sobre ellos. Note que el gran don que Cristo dió a la iglesia en su ascención fue el Ministerio de Paz y Reconciliación. El don del ministerio es el fruto de la ascención de Cristo y los ministros tienen sus diferentes dones que fueron dados a ellos por el Señor Jesús. Los oficiales que Cristo dió a su iglesia eran de dos clases Extraordinarios y Ordinarios. Los Extraordinarios, avanzados a un oficio mayor en la iglesia, tal como fueron los apóstoles, profetas y evangélistas. Los apóstoles eran los jefes. Estos fueron inmediatamente llamados por Cristo, investidos de extraordinarios dones y el poder para obrar milagros y con la infálibilidad en la entrega de su Verdad; y ellos fueron testigos de sus milagros y doctrina, Él los envió a ellos a expandir el evangelio y a plantar y hacer crecer iglesias. Los profetas parece que son aquellos escritores del Antiguo Testamento, quienes identificaron las cosas que habrían de venir. Los evangélistas eran personas ordenadas (2 Timoteo 1:6) a quienes los apóstoles tomaron como compañeros en sus viajes (Gálatas 2:1) y eran enviados a predicar y a establecer iglesias como las que los apóstoles habían plantado (Hechos 19:22); Estos no estaban fijos en ningún lugar en partícular y generalmente continuaban hasta que eran reasignados (2 Timoteo 4:9). Luego, en segundo lugar, vienen los Ordinarios, los pastores y maestros, empleados en una esfera más limitada. Algunos toman estos dos nombres y lo asignan a un solo oficio, ambos son ordinarios y atañen al ministerio de la iglesia; los pastores son fijos y cabeza partícular en las iglesias, designados para guiar, instruir y alimentar en la manera en que han sido designados por Cristo. Estos frecuentemente son llamados obispos y ancianos. Los maestros son aquellos que su trabajo es predicar el evangelio e instruir a la gente por la vía de la exhortación”.

  • The New John Gill Exposition of the Entire Bible. Dr. John Gill (1690-1771) predicó en la misma Iglesia que predicó Spurgeon, pero cien años antes. Se dice que el conocimiento que este hombre tenía son joyas de información que no se encuentran en ninguna parte fuera de los escritos antiguos judios. Se dice que sus conocimientos de los asuntos bíblicos eran tan profundo que son incomparables con respecto al conocimiento que cualquier ser humano que viva ahora pueda tener. Veamos pués, qué tiene que decirnos entonces el Dr. Gill con respecto al tema. Efesios 4:11 “Y Él mismo estableció algunos apóstoles . . .” Esto es, Él dío a ellos dones por los cuales fueron cualificados para ser apóstoles; estos fueron aquellos llamados en forma inmediata por Cristo, y obtuvieron la doctrina de Él y fueron comisionados para predicarla; y eran peculiar e infaliblemente guiados por el Espíritu de Dios y tenían el poder para obrar milagros para la confirmación de la doctrina; y tenian la autoridad para ir por todas partes y predicar el Evangelio y plantar iglesias sin estar confinados en ninguna parte o iglesia. Este era el primer y principal oficio en la iglesia y era de caracteristicas extraordinarias, ahora ha cesado; y aunque los apóstoles existían antes de la ascención de Cristo, empero no habian recibido la plenitud del Espíritu y los dones extraordinarios para desarrollar su oficio. “Y a otros profetas . . .” Otros significa, no miembros privados de la iglesia, quienes quizas todos profetízaban en una manera privada, tampoco ordinarios ministros de la palabra, empero ministros extraordinarios, quienes tenían el peculiar don de la interpretaciín de las Escrituras, las profecías del Antiguo Testamento y la capacidad de predecir las cosas que acontecerían, como fue Ágabo y otros de la iglesia de Antioquía (Hechos 11:27, 13:1).

  • Commentary Critical and Explanatory On the Whole Bible. Efesios 4:11. Del Griego enfático. Él mismo, por su poder supremo, estableció algunos apóstoles. Traducción, “algunos para ser apóstoles, algunos para ser profetas“. Estos hombres que ejercían este oficio, no eran menos que el oficio en sí mismo, era un don dívino, ministros que no se ofrecieron a sí mismo. Compárelo con la lista en 1 Corintios 12:10,28. Los apóstoles, profetas y evangélistas eran ministros espéciales y extraordinarios, los pastores y maestros eran ministros ordinarios de un partícular rebaño, probablemente estaban incluidos los obispos, presbíteros y díaconos (Hechos 21:8). En contraste con los estácionarios pastores y maestros (2 Timoteo 4:5) los evangélistas fundaban las iglesias, los maestros la fortalecían en la fé y los pastores daban la guianza a la iglesia.

  • The 1599 Geneva Study Bible. Efesios 4:11. Primero que nada se lista la función eclesiástica, que es en parte extraordinaria y por un periodo, tales como los apóstoles, profetas y evangélistas y la otra parte ordinaria y perpetua como pastores y maestros. Los apóstoles eran aquellos once a quienes luego fue añadido Pablo, cuyo oficio era plantar iglesias por todo el mundo; Los profetas cuyo oficio era uno de los principales, quienes eran hombres llenos de sabiduría, los cuales podían predecir las cosas que habrían de venir. Los apóstoles les usaban como compañeros en la ejecución de su oficio, pastores los que gobiernan la iglesia y maestros los que gobiernan las escuelas.

  • Coffman Commentaries on the Old and New Testament. Efesios 4:11. Como Bruce observa, hay dos pares de oficios en vista aquí; en primer lugar apóstoles y profetas, en segundo lugar evangélistas, pastores y maestros. Los dos primeros fueron efectivos en la fundación de la iglesia y los segundos requeridos en todas las generaciones, la omisión de algunos en lo que se refiere a maestro da lugar a la interpretación de maestro-pastor o pastor-maestro.

Conclusión.

Como podemos ver hay una base muy amplia para con firmeza rechazar este movimiento “apóstolico y profético” moderno que se ha levantado en los últimos años, es anti-bíblico en el sentido interprétativo, por los comentarios expuestos con respecto a los versículos comentados (Efesios 2:19-20) donde se habla de la iglesia basada en el fundamento de los apóstoles y profetas, esta claro que se está refiriendo a la linea profética venida directamente del Antiguo Testamento, cuyas profecías son infálibles y Palabra de Dios hasta el día de hoy y, cuando se refiere a los apóstoles, obviamente se refería a aquellos hombres escogidos para establecer la iglesia de Jesucristo. Como podemos observar en base a todos los comentaristas señalados anteriormente en sus comentarios de Efesios 4:12 todos ellos hacen mención de dos esferas en los cinco ministerios allí señalados, la primera es que el oficio ministerial de Apóstoles y Profetas (algunos, como ya vimos, incluyen a los evangélistas, otros no) eran oficios extraordinarios, limitados a un tiempo, es decir temporales, e intransferibles; el cual estaba destinado a terminar cuado la iglesia hubiese sido establecida y la Palabra de Dios ya hubiese sido dada. Esta primera esfera o linea, terminó con la muerte cerca del año 100 DC del apostol Juan. La Segunda esfera de los tres ministerios restantes, evangélistas, pastores y maestros, eran oficios ordinarios, no limitado al tiempo y transferible generacionalmente, por lo cual estos son permanentes y existen hasta hoy. Es un error, por ende, como ya hemos señalado, tratar de implantar hoy de nuevo el oficio del apostol y del profeta, a la manera que existieron al comienzo de la iglesia, los cuales son irremplazables y aunque estos ya murieron y su oficio terminó, no obstante el fundamento establecido por ellos aún está vigente y no se puede poner otro fundamento sobre el mismo.

En Cristo Jesús

Dr. Ervin De Leon

Navegador de Series<< Declaración Sobre El Matrimonio, El Divorcio Y El Segundo CasamientoLa Verdad Detras De La Guadalupana >>